Saltar al contenido

El aceite de Argán para cuidar de tus tatuajes

Chico y chica tatuados utilizando aceite de argan para el cuidado del tatuaje

¿Sabías que el aceite de Argán cuida y mantiene tus tatuajes? ¿Sabías que es el mejor remedio natural que puedes encontrar para preparar tu piel antes y después de realizarte el tatoo que tanto deseabas? Aquí te explicamos como utilizar este aceite natural único e irrepetible:

Primeros pasos para el cuidado de nuestro tatuaje

Antes de empezar el tratamiento para nuestros tatuajes recién creados, deberemos tener nuestras manos limpias y libres de suciedad o impurezas, para evitar posibles infecciones en las zonas que vamos a tratar.

Lavaremos el tatuaje sólo con jabón neutro libre de elementos químicos, ya que estos pueden irritar aún más la zona. Después lo enjuagaremos con agua limpia y secaremos suavemente con una toalla seca y limpia.

¿Como usar el aceite de Argán para un tatuaje?

En este punto, ya tenemos preparada la piel tatuada para poder iniciar el tratamiento con aceite de Argán siguiendo las pautas siguientes:

  • Aplicaremos el aceite de forma generosa por toda la superficie del tatuaje.
  • Después masajearemos suavemente la zona, para extender el argán por todo el tatto, procurando no hacer mucha presión sobre la el tatuaje, evitando así irritar más la piel inflamada y producir más molestias e incluso dolor por fricción generada.
  • Dejaremos actuar al aceite hasta que este se absorba completamente!.
  • Seguidamente, intentaremos utilizar ropa holgada y transpirable durante un par de semanas desde que el artista y profesional del tatoo nos realizó la obra de arte!
  • Siempre que el tatuaje esté al aire libre, lo cubriremos con una venda y un buen protector solar con un factor solar superior o igual a 50 para proteger nuestra piel del sol.

Consejos: 

  1. Tejidos: Las fibras naturales como el algodón y el bambú son las recomendadas en estos casos, así que evitaremos las fibras sintéticas e in-transpirables en todo caso.
  2. Protectores solares: Escogeremos uno que no contenga productos químicos contraproducentes como la Oxibenzona. Casi todos los protectores solares la contienen, con lo que tendremos especial cuidado a la hora de elegirlo.

Metodología:

Repetiremos un par o tres veces al día la metodología comentada para mantener la zona hidratada, protegida, nutrida y en proceso continuo de regeneración celular fomentando la generación de colágeno. Además, utilizaremos este aceite porque contiene propiedades antimicrobianas naturales, lo que ayudará a mantener posibles infecciones bajo control. Si tenemos picor durante el proceso de curación del tatto, aplicaremos un poco de aceite de argán, para minimizar las molestias.

Importante:

En todo caso, siempre que el tatuaje se infecte o tengamos un dolor o inflamación excesiva, deberemos de acudir al médico de confianza o dermatólogo para que evalúe la situación y nos dé el tratamiento más idónea para solucionar las molestias, dolores o picores que surjan!

Ahora que ya dispones de toda la información necesaria para mantener cuidado tu tatuaje con Aceite de Argán, te recomendamos que eches un vistazo a nuestros productos recomendados dónde encontrarás la mejor selección del aceite de Argán puro Ecocert!

 

  Visita nuestros productos recomendados con Aceite de Argán